El nuevo papel de la política exterior norteamericana como reflejo de la decadencia de la economía de Estados Unidos

Por:  Oscar Seijo

El curso o camino histórico de la economía de Estados Unidos

Durante los siglos IXX y XX la economía americana se transforma en la primera y más potente economía del mundo debido a los siguientes factores:

1. A la inmigración de europeos, muchos de ellos altamente calificados
2. Poseían en su territorio extensos y ricos yacimientos de materias primas
3. Producen y crean una masa de capital interno cada vez mayor
4. Atraen inversiones crecientes de capitales europeos y luego japoneses

A inicios del siglo XX se transforman en la primera potencia económica del mundo, su balanza comercial es durante décadas simpre positiva.

A partir de la segunda guerra mundial USA extendió su presencia militar, económica y política a través de sus bases e intervenciones militares, sus corporaciones multinacionales, bancos y otras instituciones financieras al servicio de sus intereses económicos.

En 1945 el PBI de USA era la mitad del PBI mundial. La hegemonía norteamericana se basaba en dos pilares fundamentales:

a) su enorme potencial económico y
b) su capacidad militar para hacer frente al mundo comunista

Los países del mundo no comunista aceptaron y se subordinaron de muy buena gana a ser vasallos de USA por ser la única garantía real de defensa frente al comunismo sea de tipo soviético o chino.

La hegemonía norteamericana es, en esta etapa, tolerante con sus vasallos mientras estos no pongan en peligro la estabilidad capitalista mundial.

 

La nueva etapa a partir del derrumbe del comunismo mundial

La hegemonía de un país a traves de toda la historia de la humanidad esta determinada por su capacidad económica. La expansión y dominio basada en criterios puramente voluntariosos, aunque sean de carácter militar son de corta duración.

¿Cuáles son los elementos que nos permiten determinar si la hegemonía norteamericana actual tiene una base económica real?
Los elementos fundamentales son: competividad económica, innovación tecnológica, estabilidad monetaria y muchos otros criterios más que en su conjunto se reflejan en la balanza comercial de ese país. Si tienen superábit la hegemonía y expansión marcha bien, si por el contrario, en la balanza comercial hay un déficit duradero de varios años consecutivos hay que renunciar a la hegemonía.

La situación de la balanza comercial norteamericana a comienzos del s. XXI
Ya antes del derrumbe del comunismo Estados Unidos tenian una balanza comercial deficitaria pero con la desaparición del comunismo este proceso se acelera y profundiza y pasa de un déficit de 100 mil millones de dólares anuales a 450 mil millones de dólares anuales (El déficit de la balanza comercial es la diferencia que hay entre los ingresos y gastos de una economía).

¿Qué significado tiene una balanza comercial negativa o deficitaria?
Pues sencillamente que el pueblo norteamericano consume más de lo que produce y que para compensar ese enorme déficit comercial necesitan inversiones de capital extranjero en proporciones enormes. Vemos que se han trastocado o cambiado los papeles: si antes de 1990 el mundo no comunista no podía vivir sin los Estadod Unidos, hoy son los EE.UU. los que no pueden vivir sin el resto del mundo.

EE.UU. se ha convertido en un país saqueador de los ahorros y capitales del mundo desarrollado y subdesarrollado y esos capitales los necesitan, sobre todo, para dar a su pueblo el nivel de vida al que están acostumbrados, sin querer esto decir que esos capitales los reparten en su país equitativamente. El monto de capital extranjero que necesita la economía norteamericana es de mas de mil millones de dólares diarios

Para obtener ese flujo gigantesco de capitales necesitan un nuevo tipo de dominio político y militar. La hegemonía tolerante de la que hablabamos antes ya no es suficiente El resultado ha sido y es una economía cada véz menos competitiva, el empobrecimiento de millones de jubilados y amplios sectores sociales a lo largo y ancho de todo el país.

¿Porqué fluye el capital financiero internacional a los EE.UU.?

Estados Unidos importa bienes de todo tipo y los consume. Para pagar sus importaciones saca dinero de todos lados.

¿Cómo y de dónde saca el dinero?
Antiguamente las potencias conlonizadoras obtenían las riquezas primero a traves del pillaje y robo y luego cuando el botín quedaba agotado, pues simplemente sometían a las regiones colonizadas al pago de tributos y a la mas desvergonzada explotación.
Los EE.UU. no someten a ningun pueblo al pago de tributos ni se dedican al pillaje.

Se podría hablar de pago de tributos an el caso de Alemania y Japón. Estos dos países pagan una fuerte cantidad anual para el mantenimiento de las bases militares americanas en dichos países. En la Primera Guerra del Golfo diversos países, entre ellos Alemania y Japón pagaron miles de millones de dólares al estado norteamericano para financiar el gasto militar de la primera guerra del golfo

Por otro lado tenemos las ventas americanas de material bélico a todo el mundo, muchas veces los países se ven obligados por EE.UU. a la compra del equipo militar norteamericano pero el volumen de dichas ventas no cubre, ni mucho menos, las cantidades de dinero necesarias para eliminar el déficit comercial de los EE.UU.

El mayor monto de divisas que necesita la burguesia norteamericana para hacer sus compras en el extranjero lo obtienen del mercado internacional de finanzas. Intercambian dólares por moneda extranjera. Pareciera que la principal producción de su economía es la fabricación de dólares y no la producción de bienes de todo tipo como hace el resto del mundo.

El dinero de todos los países fluye hacia los EE.UU. En todas partes del mundo las empresas, los bancos, las compañias de seguros , las instituciones de todo tipo y el inversor privado compran dólares y contribuyen de esta manera a que el curso del dólar, o su valor de cambio que es lo mismo, se mantenga alto y estable.

Con los dólares el resto del mundo no compra fundamentalmente mercancias o bienes de consumo americanos sino que compran títulos de deuda del estado norteamericano, títulos de deuda de empresas privadas norteamericanas, títulos de renta fija y acciones de todo tipo. Este flujo de capital externo hacia los EE.UU. les permite a los gringos hacer sus cuantiosas compras de bienes de consumo en todo el mundo. Los capitales extranjeros no fluyen a los EE.UU. para la compra de bienes de consumo. Son capitales que se invierten allá a mediano y largo plazo. La política neoliberal que predomina hoy en el mundo ha facilitado enormemente un mayor flujo financiero a los EE.UU.

Según estudios que se vienen haciendo en diversos sitios del mundo, el dinero fluye a los EE.UU. fundamentalmente por motivos de seguridad y sólo en segundo lugar para obtener buenas ganancias. El flujo de capitales a los EE.UU. a subido enormemente, de 88 mil millones en 1990 a 870 mil millones en el 2001 (la salida de capitales de los EE.UU. para hacer los pagos de sus importaciones asciende en el 2001 a 500 mil millones de dólares.)

De los 870 mil millones de dólares que fluyeron a los EE.UU en el 2001 el 58% se invirtió en títulos de renta fija a largo plazo y acciones , el 18% fueron inversiones directas y el 22% fueron créditos que se concedió a empresas americanas.

Parece pues que a todo el mundo le atrae y le gusta invertir en los EE.UU. porque en ese país tienen el máximo de seguridad para sus dineros.

Veamos algunas cifras para apuntalar o reforzar lo dicho hasta ahora:
El intercambio comercial de USA no es deficitario con todos y cada uno de los países con los que comercia.

Es deficitario con los siguientes:

China por un valor de 85 mil millones de dólares anuales
Japón por un valor de 70 mil millones de dólares anuales
Unión Europea por un valor de 60 mil millones de dólares anuales
Corea del Sur por un valor de 14 mil millones de dólares anuales
Con Alemania tienen un saldo negativo del orden de 30 mil millones de dólares

Con Latinoamérica es diferente. En esta región obtiene EE.UU. un superábit o balanza comercial positiva (acreedor). Parece que tratan de compensar las pérdidas que tienen en otras regiones del mundo acentuando la extracción de capitales de toda Latinoamárica.

¿ De donde provienen esas ganancias que obtienen en Latinoamérica?:
En primer lugar de los intereses de la deuda externa que pagan los países latinoamericanos.
En segundo lugar de los beneficios y ganancias de las empresas norteamericanas instaladas en nuestros países
En tercer lugar de los dineros que las burguesias latinoamericanas expatrian y mandan a Estados Unidos y que entre 1990 y el 2002 ascendía a 900 mil millones de dólares, es decir un promedio de 70 mil millones de dólares anuales

Todas estas transferencias de capitales latinoamericanos a EE.UU. se hacen por mediación de los bancos norteamericanos y europeos instalados en las repúblicas latinoamericanas. Esta enorme transferencia de capitales es el resultado de los beneficios que producen los 4000 bancos, compañias de telecomunicaciones, de transportes, de minería, de petróleos, etc,etc., que se han privatizado con la política neoliberal y que se reforzara aún más con la aprobación del ALCA (Tratado de Libre Comercio).

Con el ALCA los norteamericanos quieren hacer irreversible este proceso de transferencias de capitales latinoamericanos hacia los EE.UU. Quieren impedir que en el futuro puedan surgir corrientes políticas nacionalistas que frenen o impidan este proceso tan favorable para ellos.

Dejemos el aspecto específico latinoamericano de un lado y sigamos viendo el problema de la dependencia creciente de EE.UU. del resto del mundo y que nos ayudará a explicar el cambio de la política exterior norteamericana de los últimos años

Dependencia creciente del resto del mundo
El problema fundamental para el estado y gobierno norteamericano es que no saben si la comunidad financiera internacional continuará absorbiendo el déficit comercial con sus inversiones de bolsa en acciones y obligaciones del estado norteamericano debido a que el dólar esta dejando de ser estable y se teme una devaluación progresiva irreversible (desde hace dos años ha perdido un 20% de valor frente al euro). Lo mismo se puede decir de las inversiones japonesas y otros países.

El motivo de la falsificación de los balances de las empresas norteamericanas
El mundo financiero internacional ha empezado a perder confianza en la solidez de la economía norteamericana. Recordemos los fraudes y manipulaciones de los balances de los grandes consorcios norteamericanos por valores de miles de millones de dólares y que este tipo de fraudes y manipulaciones, producto de su escasa productividad y capacidad competitiva, se extiende a miles de medianas empresas que hacen tres cuartos de lo mismo en todo el país.

En el pasado anterior a la etapa neoliberal, los empresarios producían gracias a sus inversiones y en parte gracias a su endeudamiento; luego vendían sus productos y su éxito o fracaso se reflejaba en la bolsa.

Con los cambios tecnológicos de los años 80 y 90 se infló el sector bursátil. El papel de la bolsa como indicador del éxito o fracaso económico de las empresas ha cambiado. El papel de la bolsa es atraer capitales prometiendo por anticipado importantes ganancias y para ello se falsifican los balances, se infla el valor bursatil de las empresas y corporaciones. Se ha calculado que al menos un tercio de las empresas americanas falsifican y manipulan sus resultados económicos y financieros; hacen trampas.

La depreciación del dólar
Muchos países de Asia, China y Japón ya no tienen confianza en la solidéz del dólar y empiezan a reducir sus reservas de divisas en dólares y las sustituyen por euros. Varios países petroleros analizan si deberían abandoner el dólar y si lo hacen producirían un desplome del valor de los activos norteamericanos y en general de la economía estadounidense.

Es de todos conocido que Sadam Husain dejó de utilizar el dólar como moneda de pago de sus ventas de petróleo. Rusia e Irán estan abandonando el dólar como moneda de intercambio comercial.

Todo esto esta produciendo terror en los círculos financieros americanos y temen una mayor depreciación de su moneda.

Todos estos aspectos de debilitamiento de la economía norteamericana no es otra cosa que el inicio de la decadencia y pérdida de su hegemonía económica.

El aspecto político
EE.UU. se ha converido en el factor más importante de la inestabilidad política en el mundo.
Hace pocas semanas, en un sondeo de la opinión pública alemana, más de un 60% de la población de este país opinaban de esta misma manera.

Los EE.UU. tratan de institucionalizar una situación permanente de guerra contra el terrorismo. No acepta a la ONU como institución de la que se deriva el Derecho Internacional. Se niega a ratificar una buena cantidad de tratados internacionales. Se niega a tomar parte y reconocer al Tribunal Penal Internacional. Ha iniciado la guerra contra Irak sin respetar las normas de derecho internacional vigentes.

Se plantea la pregunta de si todo esto es consecuencia de su poder militar y económico o si por el contrario es más bien consecuencia del temor a perder la hegemonía que tienen.

La democracia y la política norteamericana
En EE.UU. se ha extendido la idea expuesta por Fukuyama en su libro "El fín de la historia" editado en 1989, según la cual el establecimiento de la democracia neoliberal en el mundo entero implicará el fín de las guerras entre los estados dado que en la historia los estados democráticos nunca han guerreado entre sí.

En el Perú, Vargas Llosa es el representante intelectual de esta idea y la presenta en artículos y discursos y ademas la presenta como idea suya..
Vargas Llosa va más allá y afirma que en el interior de los países la privatización del sector estatal de la economía, el neoliberalismo y la democracia parlamentaria solucionan de forma casi automática casi todos los problemas de pobreza e injusticia en el Perú.

Todos sabemos que Bush engañó al electorado norteamericano. Su hermano, gobernador de Florida, amañó los votos. La corte suprema no aceptó que hubiera habido manipulación de votos y todo este fraude fué legitimado por gran parte de la prensa y la televisión de ese país.

En EE.UU. el 53% de la población no toma parte en la elecciones presidenciales.
Del 47% restante solo el 21% ha votado por Bush

Formalmente los EE.UU. son una democracia representativa. Los dos partidos y sus representantes necesitan muchísimos millones para financiar sus campañas electorales y ya desde hacen años se viene confirmando que el partido que mas dinero tiene es el que gana las elecciones por su capacidad para influenciar la opinión pública a traves de la prensa, radio, televisión, etc.

El dinero lo obtienen de las grandes empresas y consorcios a cambio de recibir todo tipo de ayudas y leyes eleboradas para su propio beneficio.
Este vínculo entre empresas y gobierno ha creado una situación generalizada de corrupción e inmoralidad tal que ha viciado y corrompido todo el sistema democrático.

En EE.UU. la información de masas está controlada por seis compañías. El periodismo investigativo e independiente ya casi no existe.
Los que manejan la información tienen un poder enorme: las cadenas de TV, periódicos y cine estan controladas, por mayoría de aciones, por los grandes consorcios financieros.

Claro, esto no es exclusivo de los Estados Unidos, en muchos países desarrollados y subdesarrollados ocurre algo muy parecido.

En el Perú las personas que encabezan las listas de los partidos en las elecciones son elegidos a dedo. Los grandes grupos económicos nacionales y extranjeros instalados en el país financian a la mayoría de los partidos y luego colocan a sus personas de confianza en los puestos claves del gobierno. Los afiliados de los diferentes partidos no toman en absoluto parte en la toma de decisiones del partido, las bases del partido no son tomadas en cuenta.

La democracia parlamentaria se esta convirtiendo en un ritual desprovisto de contenido.

¿ Se puede hablar de de una tendencia histórica hacia una democratización del mundo como afirma Fukuyama y la élite norteamericana?
Yo creo que estamos frente a una tendencia de trasformación de las democracias parlamentarias en plutocracias (gobierno del estado en manos de los mas ricos) o oligocracias (gobierno del estado en manos de unos pocos).

Conclusión
A manera de conclusión de todo lo dicho, hago un resumen y sostengo la idea de que el cambio en la política de EE.UU. se debe a un debilitamiento paulatino y creciente del sistema capitalista norteamericano y no, como piensan muchos, a su robustecimiento. El nuevo papel que ha asumido ese país en su política exterior es crear condiciones de inestabilidad política en el mundo para justificar todo tipo de intervención militar y acción de regulador y juez debido a que se le ha agotado su capacidad económica y financiera para ejercer la hegemonía tolerante que tenía.

La inestabilidad política la impone Estados Unidos al resto del mundo utilizando el peligro del terrorismo internacional


Redactado y elaborado para los amigos del SAP por Oscar Seijo
Berlin, 30 de abril del 2004